sábado, 25 de octubre de 2008

La corrección fraterna en el Opus Dei

Nos dice Alejandro (22-10-08) que: “algo hay en la Obra que está creando enfermos, frustración y actitudes poco evangélicas. Y ahora nos proponemos "dignificar la Labor". Aunque sea lo último que hagamos en nuestras vidas”.

Ya que os lo habéis propuesto, os sugiero, a los miembros cuyo portavoz eres, una forma de dignificación que atañe directamente al mandamiento de amar a Dios, que es la Verdad, y al prójimo, que lo es a imagen y semejanza de Dios...


Cuando alguien os llame: “tienes un momento”, “querría decirte una cosa”, o algo similar decid que no, que no lo tenéis, que ahora no podéis, que no te encuentras bien, que luego te busquen. Di lo que quieras, incluso tómate una aspirina o unas vacaciones, pero deja plantado al corregidor. Los estatutos, que son para la Prelatura el “Espíritu del Opus Dei” sancionado por la Iglesia, obligan a ejercer la corrección fraterna, pero no obligan a recibirla. Al menos, no lo dicen así.

La corrección fraterna que se vive en el Opus Dei no parece que sea cosa de Dios, puesto que no se debe condenar, ni juzgar, ni corregir, ni ayudar espiritualmente a nadie sin oírle previamente, sin que exponga sus motivos para hacer lo que hace o para dejar de hacerlo.

¿Nunca? En ningún caso, excepto el más grave de legítima defensa.

La falta de audiencia previa atenta directamente contra la caridad, contra la prudencia, contra la justicia, contra el Evangelio, contra la Iglesia, contra la fraternidad, contra los derechos humanos más evidentes y elementales y contra el mismísimo sentido común.

La corrección busca la verdad. La humildad es la verdad. La defensa de la verdad es, pues, defensa de la humildad. El derecho a la defensa de la verdad nunca puede ser incompatible con la humildad, ni con la corrección. Ni puede venir de Dios la mentira, ni el consentir la falta de verdad. Dios es la Verdad y no se concibe que Él se niegue a Sí mismo.

La corrección fraterna que se practica en el Opus Dei y que está regulada en el punto § 5. Corrección fraterna, del Catecismo, 7ª Edición (2003), resulta extraña a Dios, al cristianismo, a la doctrina de la Fe Católica, a los derechos humanos inalienables e indisponibles, a la naturaleza de las cosas y, en definitiva, al sentido común más elemental del ser humano.
Por eso deforma las conciencias. Por eso tiende a convertir a las personas normales, justas y sensatas en unos auténticos canallas sin conciencia; en unos autómatas alienados sin hálito de vida interior, o con ella perturbada, que es peor. Por eso la propia Institución pierde vitalidad, porque mutila y anula la creación y propagación de vida inteligente en su seno. Las personas sensatas no pueden soportarlo y se van; o las apartan; o enferman. No es tanto lo que pueda ser objeto de corrección fraterna, cuanto lo que supone de carga para las conciencias y para la vida interior.

Caro precio a pagar por la unidad. Caro e injusto. Injusto e inútil, porque ni Dios logró tanto para su Iglesia. No quiso lograrlo porque nos desea libres; libres de verdad y para la verdad, que es cuando tiene verdadero valor y mérito la unidad.
Y la corrección fraterna según el Catecismo de 2003 es DOBLEMENTE extraña, puesto que tampoco se ajusta a lo que prevén los propios Estatutos de la Prelatura en su artículo 91:

“Los fieles de la Prelatura, teniendo presentes las normas de caridad y prudencia, están obligados a ejercer la corrección fraterna, de modo que, cuando sea el caso, se aparten mutuamente de las costumbres que repugnan al espíritu del Opus Dei. 91. Praelaturae fideles, memores normarum caritatis et prudentiae, exercere tenentur correctionem fraternam, ut, in casu, sese mutuo amoveant a moribus, qui spiritui Operis Dei repugnent”

Notad que este artículo NUNCA impone el silencio al recibirla, ni exige al fiel “corregido” que renuncie a su más elemental derecho a defender la verdad o a su conciencia; ni tan sólo exige que se oiga o acepte la corrección. Sin más.

Que nadie vea en estas líneas una crítica al contenido del art. 91. Todos tenemos el derecho y la obligación de colaborar a que las sociedades y las instituciones sean más justas, más humanas y mejores. No, mi objeción no es a lo que dicen los Estatutos, sino a cómo se desarrolla su contenido en la praxis por medio del Catecismo.

Por tanto, el Opus Dei configura de hecho y de derecho en su Catecismo la corrección fraterna como una cuestión de “legítima defensa”, pero referida tanto al bien propio como al de sus miembros. Es decir, la enmarca indudablemente dentro del ámbito disciplinario, no del propiamente ascético, pero atribuyéndole también efectos ascéticos, es decir, confundiendo de nuevo lo que es bueno para la persona (las cuestiones de conciencia) con lo que es bueno para la Institución (las cuestiones de gobierno).

Y lo hace prescindiendo del principio contradictorio, que forma parte inseparable de la virtud de la prudencia y de la virtud de la justicia, anulando al sujeto corregido y sentando un orden disciplinario ajeno a la prudencia y a la justicia.

Por mucha caridad con la que se exija la corrección, no puede haber caridad donde no está primado el interés individual de la persona, sino el de la institución. No puede haber caridad porque no hay verdad.

Saludos para Alejandro y sus amigos.

Mineru.

[Publicado en Opuslibros Fieles auténticamente extraños II, Leer la primera parte]

1 comentario:

Habib dijo...

LA SANTISIMA TRINIDAD TERRENAL GENOCIDA DE LAS ORGIAS SANGUINARIAS, EL ARTE DE ASSHOLE VIRUS OPUS DEI DE PROSTITUIR CON LOS DERECHOS ELEMENTALES, LA SABIDURIA DE LA NEGACION DE LA VERDAD, FABULAR CON LA CHARLA FRATERNA AL ESTILO JUDAICO Y DESTRUIR LA TEOLOGIA CON LA IDEOLOGIA DE LA MENSTRUACION O CORRECCION FRATERNA.

Escribo desde Menlo Park o las cercanias de Palo Alto, donde anida la Santa Mafia de OPUS DEI, que me persigue a la luz del dia y la oscuridad de la noche con el mero objetivo de enterrar la SUMA VERDAD DOCUMENTADA sobre el OPUS DAY, que carece de toda identificion con el DIOS CELESTIAL y la IDEOLOGY MAQUIEVELICA de sumar VERDADERA DENIGRATION para el GENERO HUMANO, la DESHONRA de la SANGRE DERRADA de CRISTO REAL, la PROSTITUCION con los DERECHOS ELEMENTALES del HOMBRE, la DECAPITACION de la LIBERTAD de EXPRESION, los ROBOS INCESANTES de las INCONTABLES IDENTIDADES, el DESEMPENAR el PAPEL de ADESLAS a mano del TERRORISTA SANITARIO Y FUTURO SANTO, SANTIAGO ESCRIVA DE BALAGUER, hijo de SANTIAGO SENIOR, HERMANO del que era MAQUES de PERALTA y en la actualidad es un SUPUESTO SANTO, la CONVERSION de TELEFONICA de ESPANA, y no mas que NUESTRA QUERIA ESPANA, en un CUARTEL SATANICO de la MALDITA OBLA SANTISIMA TRINIDAD TERRENAL GENOCIDA DE LAS ORGIAS SANGUINARIAS, EL ARTE DE ASSHOLE VIRUS OPUS DEI DE PROSTITUIR CON LOS DERECHOS ELEMENTALES, LA SABIDURIA DE LA NEGACION DE LA VERDAD, FABULAR CON LA CHARLA FRATERNA AL ESTILO JUDAICO Y DESTRUIR LA TEOLOGIA CON LA IDEOLOGIA DE LA MENSTRUACION O CORRECCION FRATERNA.
Escribo desde Menlo Park o las cercanias de Palo Alto, donde anida la Santa Mafia de OPUS DEI, que me persigue a la luz del dia y la oscuridad de la noche con el mero objetivo de enterrar la SUMA VERDAD DOCUMENTADA sobre el OPUS DAY, que carece de toda identificion con el DIOS CELESTIAL y la IDEOLOGY MAQUIEVELICA de sumar VERDADERA DENIGRATION para el GENERO HUMANO, la DESHONRA de la SANGRE DERRADA de CRISTO REAL, la PROSTITUCION con los DERECHOS ELEMENTALES del HOMBRE, la DECAPITACION de la LIBERTAD de EXPRESION, los ROBOS INCESANTES de las INCONTABLES IDENTIDADES, el DESEMPENAR el PAPEL de ADESLAS a mano del TERRORISTA SANITARIO Y FUTURO SANTO, SANTIAGO ESCRIVA DE BALAGUER, hijo de SANTIAGO SENIOR, HERMANO del que era MAQUES de PERALTA y en la actualidad es un SUPUESTO SANTO, la CONVERSION de TELEFONICA de ESPANA, y no mas que NUESTRA QUERIA ESPANA, en un CUARTEL SATANICO de la MALDITA OBRA, un CENTRO DIABOLICO de ORACION Y la RAIZ de la ESENCIA NAZIFASCISTA que supera el BUSHITLERISM, BUSHE, BUSHESS, BUSHOE, RATIZINGER BEN BUSHITLER Y OPUSBUSHDEI, la COLABORACION POLICIAL MACRO FASCISTA ESPANOLA EN SUECUESTRARME EN MI CASA, NO LA CASA DONDE se FABRICAN LOS SANTOS y las RELIQUIAS, Y CORTAR las COMUNICACIONES en PLENA NOCHE, con el CONENTIMIENTO POLICIAL Y JUDICIAL.

MOISES IBRAHIM; EX EDUCADOR DEL ILUSTRE COLEGIO RETAMAR DURANTE TREINTA Y DOS ANOS.